29 febrero, 2024

Aumento en Trastornos por Consumo de Marihuana en EE.UU.

0

Un estudio reciente reveló que en los Estados Unidos ha habido un incremento del 50% en el diagnóstico de trastornos mentales relacionados con el uso de marihuana desde 2019. Los expertos han expresado preocupación sobre la normalización y el aumento en el consumo de esta droga, así como su impacto en el cerebro.

Según un informe del instituto Truveta, mencionado por The Wall Street Journal, las tasas de trastornos mentales atribuidos al consumo de cannabis han experimentado un significativo aumento desde 2019 en EE. UU.

Deepak D’Souza, profesor de Psiquiatría en la Universidad de Yale, mencionó que, aunque no se puede atribuir directamente al cannabis la aparición de trastornos mentales graves como la esquizofrenia, que generalmente emergen en la adolescencia, “hay estudios amplios que demuestran una conexión entre el uso frecuente y más potente de cannabis y un incremento en las tasas de psicosis, especialmente en consumidores jóvenes”.

En Estados Unidos, la legalización ha hecho que el cannabis sea más accesible y los expertos indican que las variedades actuales son mucho más potentes que las de hace treinta años. Esto, según médicos e investigaciones recientes, está llevando a un aumento en los episodios psicóticos.

Francisco Dadic, médico especialista en Toxicología del Hospital Durand y director de Toxicología de la Fundación Iberoamericana de Salud Pública, explicó a Infobae que la marihuana contiene THC (tetrahidrocannabinol), un metabolito activo diferente del CBD (cannabidiol).

El THC es psicotrópico y psicoactivo, causando alteraciones cerebrales que pueden ir desde la distorsión de la realidad hasta paranoia y, en concentraciones elevadas, delirio paranoide o alucinaciones.

Dadic agregó que se han reportado casos de brotes psicóticos en consumidores crónicos, especialmente en aquellos con personalidades o patologías predisponentes. Además, enfatizó que el uso de marihuana puede llevar a comportamientos peligrosos o temerarios que no se tendrían si la persona estuviera en un estado lúcido.

La psiquiatra y especialista en adicciones Geraldine Peronace (MN 110.541) atribuye el crecimiento en el consumo de cannabis a una percepción social más tolerante hacia esta droga, influenciada por la música, las redes sociales y un aumento en el uso entre adultos mayores. Además, destaca la influencia de la cultura cannábica establecida en el país.

A pesar de que socialmente se tiende a minimizar los efectos de la marihuana, Peronace subraya un incremento en los trastornos mentales relacionados con su uso. «Las emergencias más frecuentes son episodios psicóticos transitorios, a menudo relacionados con marihuanas de alta potencia en THC. Estos casos han aumentado año tras año», explica la experta.

La doctora Deepali Gershan, psiquiatra especializada en adicciones del Compass Health Center en Northbrook, Illinois, señala que el cannabis de hoy es mucho más potente que el de hace 20 o 30 años. Gershan menciona que hasta el 20% de sus pacientes pueden haber experimentado episodios psicóticos inducidos por el consumo de cannabis.

Según un estudio del American Journal of Psychiatry, un episodio psicótico tras el consumo de cannabis está asociado con un 47% de probabilidad de desarrollar esquizofrenia o trastorno bipolar, especialmente en personas de 16 a 25 años.

Otro estudio reciente de la Universidad Metodista del Suroeste en EE. UU., enfocado en personas de 18 a 30 años, resalta la complicada relación entre el uso de sustancias, su impacto en la salud emocional y la necesidad de abordar este problema. «El cannabis ha sido vinculado desde hace tiempo con un mayor riesgo de psicosis, un estado psiquiátrico grave donde se pierde la conexión con la realidad», indican los investigadores.

Hay preocupación por el descenso en la edad de inicio en el consumo de cannabis En el Boston Children’s Hospital, hay un aumento en el número de niños tratados por trastornos psicóticos relacionados con el consumo de cannabis. Casi un tercio de los adolescentes que asisten a controles admiten usar cannabis, y aproximadamente un tercio de ellos han experimentado alucinaciones o paranoia.

Dadic señala que «según las últimas estadísticas, el consumo de marihuana aumentó un 15%, especialmente entre las edades más tempranas, posiblemente debido a una mayor aceptación social». Estos datos corresponden a informes del SEDRONAR de 2023.

“El consumo de marihuana se ha vuelto una tendencia y se observa una mayor aceptación social; los jóvenes ven a sus padres y otros familiares consumiendo en entornos familiares y sociales, lo que reduce la percepción del riesgo”, comentó el especialista, haciendo hincapié en la confusión que existe entre el CBD, un metabolito beneficioso utilizado en el aceite de cannabis, y el THC, muy diferente y responsable de los efectos psicoactivos del cannabis.

Según Peronace, el incremento en el consumo de cannabis a edades más jóvenes no es sorprendente. “Hemos advertido sobre esto por mucho tiempo, es una realidad evidente”, afirmó, añadiendo que recibe cada vez más consultas de padres preocupados por el consumo de marihuana en sus hijos adolescentes de 13 a 15 años.

“La disminución en la edad de inicio del tabaquismo va de la mano con el consumo de cannabis”, analiza Peronace. “Los adolescentes comienzan con uno y luego pasan al otro en su búsqueda de excitación y estímulos cada vez mayores”.

Nicole Schultz, investigadora principal de otro estudio sobre las repercusiones del consumo de cannabis en menores de 18 años y profesora asistente del departamento de psiquiatría y ciencias conductuales de la Universidad de California en Davis, señala: “Un inicio temprano en el consumo de cannabis está ligado a un mayor riesgo de desarrollar trastornos relacionados con su uso”.

“Estamos hablando de cerebros jóvenes afectados”, añadió el doctor Roneet Lev, médico de urgencias del Hospital Scripps Mercy en San Diego. Los especialistas destacan que, hasta hace poco, la marihuana se refería principalmente a la planta.

“Hoy, puede implicar extractos de la planta con altas concentraciones de THC, el compuesto que provoca los efectos intoxicantes de la marihuana, o derivados de laboratorio que eran raros hace unos años”, explicaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *