En qué Consiste y Cómo Utilizar Inbound Marketing en Tu Negocio

0
2

En tiempos en los que los consumidores han cambiado la forma en que compran y adquieren productos y servicios en las nuevas técnicas de marketing que existen en la actualidad, no podemos dejar de hablar de marketing entrante.

El inbound marketing es un conjunto de técnicas para atraer y retener clientes y ofrecer contenido diferenciado que aporta valor al usuario.

Dada la importancia de no solo adaptarse a nuevos tipos de consumidores sino también a los avances tecnológicos, en este artículo te contamos en detalle en qué consiste este tipo de marketing y cómo puede beneficiar a tu negocio.

¿Qué es el Inbound Marketing?

Como definición inicial, el Inbound Marketing es una estrategia de marketing que tiene como objetivo captar el interés de las personas en lugar de comprarlo.

En la actualidad, gracias a todos los avances y las nuevas tecnologías digitales, estamos ante un nuevo tipo de consumidor. Éste está mucho más informado antes de comprar, sabe lo que quiere y dónde buscarlo.

Dada la abundancia de información y acceso disponible en Internet, estos consumidores son cada vez menos leales a las marcas.

En este punto, es importante entender que la comunicación y publicidad de nuestros productos debe comenzar a ir más allá de las estrategias tradicionales.

Las nuevas estrategias de marketing ya no se centran en generar y enviar mensajes de forma masiva.

Es por ello que el Inbound Marketing, o marketing de atracción, intenta crear un vínculo más personal con cada cliente teniendo en cuenta sus opiniones y creencias.

Este método significa que cada marca intenta construir su propio grupo objetivo, crear contenido relevante y valioso para los usuarios, lo que convierte cada visita en un cliente potencial.

Estos clientes potenciales se conocen como Leads. Son los principales destinatarios de la estrategia de inbound marketing porque necesitamos llegar a ellos incluso si no tienen la intención de realizar una compra.

La estrategia inicialmente se enfoca en construir un vínculo y llamar su atención e interés. De esta forma, cuando la persona quiera adquirir un producto o servicio de nuestro campo, pensará en nosotros como parte de sus principales opciones.

Marketing de atracción: ¿cómo funciona?

Como estrategia, una buena campaña de inbound marketing consta de una serie de pasos que se deben seguir. Aquí te contamos de qué está compuesto cada uno de ellos:

Captura el tráfico

Sabemos que la esencia de esta campaña es atraer y despertar el interés de los usuarios que, hasta ahora, son completamente nuevos en nuestro negocio.

Para ello, debemos tener clara la siguiente premisa: un usuario puede adquirir interés por el contenido de un sitio web, sobre todo si se adapta a su gusto o se presenta en un momento concreto.

Pero, ¿cómo puedo generar este tipo de contenido? Es muy sencillo, al definir los temas es importante centrarse en lo que más buscan los usuarios.

Debido a esto, se utilizan tácticas útiles para dar el primer paso, como por ejemplo SEO (optimización para buscadores), creación de blogs o secciones de noticias, marketing a través de redes sociales, etc.

Convierta a los usuarios en clientes potenciales

Si el usuario ya se ha convertido en un visitante de nuestro sitio, el siguiente paso es convertir ese visitante en un cliente potencial.

En este caso, el Marketing de Atracción te ofrece contenido diferenciado o valioso. Puede ser una guía para resolver un problema, información sobre un tema, un archivo o PDF útil y otros elementos útiles que no son un producto o servicio.

Este paso es para poder intercambiar valores con el usuario, donde puede obtener contenido e información útil para brindar información de contacto como su dirección de correo electrónico.

Conéctese con los cables

Una vez que tenga la información de contacto, el siguiente paso debe ser concentrarse en cerrar la venta. No basta con haber recibido los Leads.

Por tanto, es necesario mantener un trato cercano y esmerado con ellos, teniendo en cuenta que cada día que pasa cuenta y tiene un peso en tu decisión final de compra.

Para lograr esto, se deben considerar diferentes tácticas de contacto y seguimiento.

La comunicación con ellos será la principal herramienta que nos ayudará a llevarlos a una instancia de compra, enviarles información útil y no invasiva, y asegurarnos de que no se olviden de nuestra marca.

En resumen, mantener un buen contacto y relación con nuestros clientes potenciales es importante para llevarlos a un proceso de compra.

Las herramientas más útiles para esta tarea son el marketing por correo electrónico y la automatización del marketing.

Fidelizar a los clientes

Una de las claves de esta estrategia es que el proceso no termina cuando se completa la venta. En este punto, estamos haciendo que un usuario se convierta en un cliente potencial, en nuestro cliente.

El trabajo de este marketing no estaría completo si no fuéramos más allá del proceso de compra. En este punto, debemos centrarnos en la fidelización del cliente.

Fidelizar consiste en crear un vínculo fuerte y valioso con nuestro cliente, con el objetivo final de transformarlo en un fiel promotor de marca.

Esto implica que la persona nos recomienda a personas de sus círculos sociales más cercanos, como familiares y amigos, a través de las redes sociales y otros medios online.

Para mejorar las posibilidades de que esto suceda, correos electrónicos personalizados, ofertas exclusivas para clientes, investigación sobre la experiencia de compra, sugerencias de mejoras, acceso exclusivo a la preventa y lanzamientos de productos, entre otras acciones y tácticas de Inbound Marketing.